//

No Banner to display

Like Us on Facebook

Cómo darles a los niños herramientas para un nuevo año escolar libre de enfermedades

La familia y los niños son la principal prioridad de todas las madres. Mantenerlos a todos seguros, sanos y felices conforma gran parte de la vida cotidiana. Sin embargo, cada año los padres envían a sus hijos a un nuevo año escolar sabiendo que estarán expuestos a gérmenes, lo cual convierte la prevención de enfermedades en una prioridad. Las estadísticas revelan que los niños en edad escolar pueden padecer de siete a doce resfriados por año, lo cual equivale a que las madres deben estar en guardia contra los gérmenes, tanto en casa como en la escuela.

¿Qué pueden hacer las familias para garantizar que sus hijos disfruten de un curso escolar saludable y productivo?

Este año, la marca Kleenex y el programa Box Tops for Education(TM), uno de los principales programas de lealtad para recaudación de fondos a beneficio de las escuelas de la nación, están colaborando para ofrecer consejos con vistas a una temporada saludable de regreso a la escuela. A continuación, algunas de sus recomendaciones principales:

* Aunque se exige el uso de toallas faciales en todas las aulas, es posible que las madres desconozcan cómo las toallas Kleenex mantienen limpias las manos de los niños, o cómo apoyan a las escuelas. La marca Kleenex, que aboga por niños y escuelas sanas, está respaldando este nuevo curso escolar de dos maneras: promoviendo la salud de los niños con sus nuevas toallas Kleenex Everyday Tissue with Sneeze Shield, más gruesas y absorbentes para eliminar los residuos de secreciones nasales de las manos de los niños; y, como la única marca de toallas faciales que participa en la iniciativa Box Tops for Education para fomentar escuelas sanas, donando un total de $ 13 millones hasta la fecha. Colabore con los maestros a ganar más Box Tops (tapas de cajas elegibles para el programa) para sus escuelas, incluyendo toallas faciales Kleenex en su lista de suministros para el nuevo curso.

* Convierta la hora de dormir en prioridad creando una rutina. La Fundación Nacional del Sueño (National Sleep Foundation) estima que los niños en edad escolar necesitan de diez a once horas de sueño cada noche. El sueño es vital para la salud del organismo, pero, con frecuencia, la mentalidad  relajada del verano de las familias puede interferir en el horario de sueño de los pequeños. No intente establecer la norma de “irse temprano a la cama” la noche antes del inicio de las clases. Comience unas semanas antes del primer día de clases, para que los niños se acostumbren al patrón de “temprano a la cama para levantarse temprano” y se sincronicen con el horario escolar con tiempo suficiente. Si durmieron bien la noche anterior, esas mentes bien descansadas estarán más alertas y listas para absorber las lecciones del día.

* Levántese y ejercite. Contribuya a que su familia se mantenga en buena forma física fomentando el ejercicio. En el año 2010, más de la tercera parte de la población de niños y adolescentes estaba pasada de peso o padecía de obesidad. Ayude a sus hijos a quemar esa energía adicional coordinando juegos al aire libre con los amigos después de la jornada escolar, o matriculándolos en actividades extracurriculares como deportes y danza. Dar el ejemplo como familia ayudará a que los niños creen hábitos saludables de ejercicio desde el principio. Además, varios estudios demuestran que el ejercicio estimula un mejor funcionamiento cerebral, lo cual puede contribuir a un mejor rendimiento en el aula.


QR Code - Take this post Mobile!
Use this unique QR (Quick Response) code with your smart device. The code will save the url of this webpage to the device for mobile sharing and storage.

You must be logged in to post a comment Login