//

No Banner to display

Like Us on Facebook

Medidas simples para reducir costos de consumo de energía en invierno

Generalmente, las bajas temperaturas invernales elevan los gastos por consumo de energía cuando tratamos de mantener confortablemente cálidos los interiores de nuestras viviendas. Al mismo tiempo, a muchos nos preocupa el impacto que un mayor gasto de energía puede ejercer en el medioambiente.

¿Hay alguna medida simple que pueda tomar el dueño o el inquilino de una casa para ahorrar algún dinero y energía? Claro que sí.

En realidad, existen numerosos proyectos fáciles y económicos que se pueden hacer por cuenta propia, para reducir la energía perdida que hace mella en nuestro presupuesto. La mayoría de esos proyectos consisten en la utilización de algunos productos que ahorran energía, hechos con materiales plásticos duraderos y modernos, fabricados específicamente para evitar el escape indeseable de aire cálido de diferentes partes de la vivienda.

¿En qué sitios debemos enfocarnos? Con frecuencia, las puertas de los áticos, las chimeneas, las puertas y ventanas exteriores, conjuntamente con los interruptores y tomas de electricidad y los conductos del aire acondicionado no están selladas debidamente, lo cual hace que el aire caliente escape y deje penetrar el aire frío. Dedicarle unos instantes a evitar las fugas de aire en esas áreas puede convertirse en una recuperación rápida y fácil del tiempo y el dinero invertidos.

Atico

Compruebe primeramente si necesita reemplazar partes del aislamiento térmico perdidas o dañadas. Considere la colocación de láminas de espuma de poliestireno sobre el aislamiento instalado, una forma fácil de bloquear la indeseable fuga de aire. Observe también la puerta o trampa del ático. Si no está bien sellada, compre bandas impermeabilizadoras de espuma plástica en la ferretería local, y colóquela presionando alrededor de la abertura, para mantener el aire frío en el ático, y el caliente en los espacios habitables.

Chimenea

¡Que ironía! Aunque su propósito es darle calor a una habitación, la chimenea deja penetrar a menudo el aire frío en la vivienda. A pesar de que el cañón de la chimenea esté cerrado, el aire helado puede introducirse y enfriar la habitación. Un producto innovador conocido como chimney pillow (almohada de chimenea), fireplace plug (tapón de chimenea) o chimney balloon (globo de chimenea) es una solución ingeniosa. Solo hay que inflar una bolsa plástica resistente y duradera que se adapta perfectamente al espacio interior de la chimenea, formando un tapón que puede reducir de forma sin precedentes el flujo de aire cuando la chimenea no esté funcionando. Después de la instalación, el tubo de inflar la almohada queda colgando en la chimenea, como recordatorio de que es necesario desinflarla antes de encender el fuego.

Puertas y ventanas

Incluso si están cerradas, las puertas y ventanas pueden permitir la entrada de aire frío, especialmente las más viejas que no ajustan herméticamente. Usted puede impedir la entrada de aire indeseable y hacer que sus puertas y ventanas sean más eficientes con algunos productos asequibles que están a su disposición en la ferretería.

Por ejemplo, el uso de resinas plásticas (como la silicona) alrededor de los marcos interiores y exteriores, cierra las grietas por las que pudiera escaparse el aire caliente. También puede escoger alguna de una amplia gama de bandas impermeabilizadoras, fabricadas en su mayoría con algún tipo de sellador de espuma plástica que se expande para cubrir las grietas. Estos productos están a la venta usualmente en una lata con un tubo aplicador flexible que facilita su uso. También puede buscar película plástica para ventanas, que se puede aplicar directamente al cristal, para servir de aislante sin bloquear la visibilidad.

Interruptores, tomas de electricidad y conductos de ventilación

Los interruptores y tomas de electricidad son áreas menos obvias en cuanto al derroche de energía. La colocación de láminas aislantes de espuma plástica cortadas previamente y muy económicas, entre el interruptor y la placa de cubierta exterior evita la entrada y salida de aire.

Además, debe inspeccionar las zonas sin calefacción (sótano, ático y garaje) para detectar fugas de aire en los conductos de ventilación, una causa oculta de escape de aire. Estas fugas se pueden sellar rápidamente con resinas a base de plástico o selladores de espuma de poliuretano, cuyo objetivo es llenar las grietas y agujeros, ofreciendo al mismo tiempo resistencia a la humedad y el moho.


QR Code - Take this post Mobile!
Use this unique QR (Quick Response) code with your smart device. The code will save the url of this webpage to the device for mobile sharing and storage.

You must be logged in to post a comment Login